Se quieren integrar datos biométricos a la CURP para uso conjunto con bancos

Durante la convención de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), el titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Juan Pablo Graf Noriega, hizo una declaración en la que expuso las intenciones del gobierno federal para integrar datos biométricos de las personas a la Clave Única de Registro de Población (CURP).

Además, se dijo que este nuevo registro biométrico también podría ser utilizado por las instituciones bancarias para que se reduzca el riesgo de la suplantación de identidad. El encargado de la base de datos sería el Registro Nacional de Población (Renapo), y el Banco de México haría que los bancos pudieran conectarse a la base de datos para realizar la confirmación de identidad.

La obligación de los bancos para que cuenten con elementos biométricos en sus transacciones viene desde septiembre de 2018, fecha en la que ya se debía tener listo el uso de este tipo de tecnología, sin embargo, se cambió la fecha para 2019 luego de algunas prórrogas. Ahora, se sabe que se aplazó una vez más, ya que Graf Noriega recordó la obligación de los bancos para marzo de 2020.

Los bancos en México ya están utilizando la base de datos del INE para la validación de información, sin embargo, el uso de los datos del CURP podría hacer más preciso el registro. El uso de la base de datos de la Renapo podría quitar la restricción de mayoría de edad que actualmente se tiene al usar la base de datos del INE, esto para bien o para mal.

Graf Noriega también dijo que el objetivo de esta nueva base de datos no es solo para uso bancario, sino que también otro tipo de instituciones puedan aprovechar la información almacenada para que puedan hacer también una identificación correcta de las personas en nuestro país.

Responder