contaminación

La contaminación se relaciona con el Alzheimer según estudio

La contaminación es un grave problema a nivel mundial desde hace muchos años y por más esfuerzos que parece haber para reducirla, la realidad es que no se ha notado ese cambio que se espera. En esta ocasión, la contaminación específica que se estudió fue la de la Ciudad de México, pero los resultados son obviamente aplicables a cualquier ciudad con altos índices de contaminación.

El estudio publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease (JAD), fue elaborado en conjunto por las universidades de Montana, Valle de México, Boise State, Veracruzana, el Instituto Nacional de Pediatría y la organización Paul-Flechsig-Institute for Brain Research, en coordinación con la compañía alemana Analytik Jena y revela que la contaminación puede influir en el desarrollo de Alzheimer.

Entre otras cosas, en el estudio se dice que los niños, adolescentes y adultos jóvenes que son expuestos a índices de contaminación como los de la Ciudad de México pueden presentar una mayor incidencia a padecer Alzheimer. 

“La contaminación del aire es un problema grave de salud pública y las exposiciones a concentraciones de contaminantes del aire en o sobre los estándares actuales se han relacionado con la neuroinflamación y el alto riesgo de enfermedad de Alzheimer.”

Otro estudio que se realizó en el 2016 por la Universidad de Lancaster, Reino Unido, publicada en el Proceedings of the National Academy Science (PNAS) ya había hablado de esta relación al explicar que el tejido cerebral de los habitantes de la Ciudad de México tenía pequeñas partículas de metal que se desprenden de los gases que produce la combustión de los motores, los cuales viajan hasta la nariz para luego instalarse en el cerebro.

La declaración del equipo internacional de investigadores fue que se deben dirigir esfuerzos para identificar y mitigar los factores ambientales que influyen directamente en el desarrollo del Alzheimer y que debe tomarse como prioridad, en los temas de salud pública, la neuroprotección de niños y adultos jóvenes para que el desarrollo de la enfermedad en las primeras dos décadas de vida pueda ser detenida.

Responder