La AMACC quiere eliminar películas con doblaje al español en cines de nuestro país

Antes, las películas que se exhibían en los cines de México venían en su idioma original con subtítulos en español. Esa era la manera en que la gente veía las películas de estreno en el cine, leyendo subtítulos y con el audio original. Con unas cuantas excepciones en el cine infantil y documental.

Esto era porque así lo indica el artículo 8 de la Ley Federal de Cinematografía donde dice que toda película que se exhibe en el cine tiene que venir “en su versión original y, en su caso, subtituladas en español”. Para el caso de las películas enfocadas al público infantil y los documentales se hace una excepción, ya que estas sí pueden ser exhibidas con doblaje al español.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de México concedió un amparo a las grandes distribuidoras de Hollywood en el 2000, quienes argumentaron que la prohibición era anticonstitucional. Por eso es que desde ese año, las películas en los cines de nuestro país ya son exhibidas con doblaje al español en su mayoría y cada vez son menos aquellas con subtítulos y su audio original.

Ahora, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) ha propuesto a la Comisión de Cultuta y Cinematografía de la Cámara de Diputados que se reforme la Ley Federal de Cinematografía para que la prohibición del doblaje al español en películas de Hollywood vuelva a estar vigente.

Según dice Mónica Lozano, productora de cine, los estudios se han excedido al distribuir todas sus películas con doblaje. Y aseguran que el objetivo de la prohibición del doblaje en los cines es el de proteger el patrimonio cultural “para que la gente no se americanice viendo productos gringos en español”.

La propuesta de la AMACC para la nueva redacción del artículo 8 de la Ley Federal de Cinematografía es la siguiente:

“Las obras cinematográficas y audiovisuales serán exhibidas al público en su versión original y, en su caso, subtituladas al español en los términos que establezca el reglamento. Las clasificadas para el público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse dobladas al español y a lenguas indígenas.”

La propuesta está siendo analizada por la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados. Sin embargo, algunos miembros de la industria cinematográfica no están de acuerdo con la reforma de ley y dicen que regresar a la prohibición del doblaje “es un proteccionismo disfrazado, que se usó desde los 70 hasta el 2000 para que la gente en los pueblitos no tuviera de otra más que ver los productos en español de ficheras y demás”. Y que los más afectados por esta reforma serán los de la industria del doblaje mexicano.

Responder