stan lee

Falleció Stan Lee, el mundo de los cómics está de luto

Stan Lee, una de las personas más queridas y representativas de los comics, por no decir la más, ha fallecido a los 95 años de edad después de luchar contra una neumonía. Su muerte fue confirmada por el sitio TMZ este 12 de noviembre.

El comienzo de Stanley Martin Lieber, mejor conocido como Stan Lee, en los cómics se remonta a los tiempos en que este terminó sus estudios de preparatoria. Stan Lee trabajó en Timely comics desde los años cuarenta, apadrinado por el esposo de su prima, Moe “Martin” Goodman, sin embargo, su creatividad llegó a la cúspide cuando la compañía ya había cambiado por el nombre de Marvel Comics. Ahí fue donde el escritor revivió el género de superhéroes, que en ese momento pasaba por una crisis creativa, con una idea muy sencilla detrás: darle más humanidad a estos personajes y crear así una mayor empatía por ellos.

Muchos de los personajes que creó Stan Lee siguen tan vigentes como el primer día y se han vuelto iconos en la cultura popular. Entre ellos se encuentran Los Cuatro Fantásticos, los X-Men, Iron Man, Thor, Doctor Strange, Daredevil, el Increíble Hulk, los Avengers, Black Panther, Silver Surfer, Nick Fury y aquel que se convertiría en el emblema de la empresa: el sorprendente Spider-Man.

Durante los últimos años Stan ya no estaba tan cercano al mundo de los cómics como uno esperaría, su tiempo lo enfocaba más bien a dar conferencias y participar con sus famosos cameos en las películas de Marvel Studios. En las que por cierto lo acreditaban bajo el título de productor, aunque él mismo reconociera que era sólo simbólico, pues no aportaba ningún tipo de trabajo creativo en las cintas. Él nada más prestaba su “cara bonita”, como él mismo definió, en una entrevista, que era su trabajo para Marvel.

Aun cuando Stan Lee ya no esté entre nosotros, todavía podremos disfrutar de algunos cameos de su persona en las futuras películas del MCU, pues dejó algunas grabaciones para los mismos antes de morir. Y será la mejor manera de recordarlo.

Responder