Deja tu celular en el bolsillo y usa el Substitute Phone

La adicción a los teléfonos celulares ya es una realidad, incluso ya inventaron una palabra que corresponde a la fobia de salir de casa sin el aparatejo en alguno de nuestros bolsillos. Junto con esto existen también las clínicas para adictos a las redes sociales y aunque estén en Asia, existen y eso es lo preocupante. Seguramente tú has sufrido alguna vez vibranxiety, ringxiety o fauxcellarm, que por más extraños o inventados que parezcan, son términos que se utilizan para sentir o escuchar el celular cuando en realidad el teléfono no ha hecho nada.

Contactos, correo electrónico, redes sociales, notas, imágenes, videos, foros, juegos, libros, todas las maravillas a las que podemos acceder en nuestra palma de la mano nos llevan a una palabra: scrolling. Ese infinito deslizar de nuestros dedos sobre la pantalla para acceder a más contenido cada vez más rápido. No cabe duda que este simple movimiento es adictivo y todos hemos sufrido sus efectos en comidas familiares, en fiestas y hasta en el trabajo. La buena noticia es que a alguien se le ocurrió una manera de controlar esta ansiedad.

Klemens Schillinger, un diseñador de Austria, creó el Substiute Phone, un aparato diseñado para ayudarnos a lidiar con la ansiedad de no tener el teléfono en las manos.

Lo que a primera vista parece un juguete tiene la forma de un teléfono común y corriente, es un rectángulo delgado equipado con una serie de piedras y cuentas estratégicamente colocadas para replicar los movimientos normales que hacemos en un teléfono (scroll, swipe, etcétera), y tienen el objetivo de controlar el hábito de estar revisando el teléfono cada cinco minutos.

substitute phone

El Substiute Phone es una herramienta para darle algo que hacer a nuestras manos, pero este no es solo para mantenernos ocupados y menos ansiosos, es una especie de entrenador que te ayudará, poco a poco, a sentir menos necesidad de sacar el teléfono para ver si alguien te envió un mensaje, subió una foto o te envió un correo.

Suena a algo tonto, lo sabemos, pero estamos seguros que a más de una persona le sería muy útil.

Responder