museo del ferrocarril

5 razones para ir al Museo del Ferrocarril

Para fortuna de muchos existe el Museo del Ferrocarril y decimos fortuna porque es una cosa más que ha quedado en el olvido en nuestro país, salvados únicamente por el transporte de mercancías. Para los que sólo lo conozcan por películas y juguetes, no pierdan la oportunidad de visitar este gran y divertido museo.

Y si dudas en visitarlo o no, aquí te tenemos 5 razones para hacerlo.

1 Los ferrocarriles

Podría parecer una obviedad, pero es que en este museo podrás encontrar las verdaderas máquinas que en algún momento corrieron por las vías. No se trata sólo de fotografías o esculturas. Por ejemplo, después de entrar encontrarás una locomotora gigantesca que estuvo en servicio por todo el país en sus buenos tiempos y en el patio trasero podrás pasear por andenes de abordaje y ver vagones de diferentes clases donde viajaban los pasajeros.

2 La arquitectura

El edificio donde se encuentra el Museo del Ferrocarril fue una de las cuatro estaciones que prestaban servicios en San Luis Potosí y cuenta con una arquitectura art déco que provocará que te sientas de inmediato en otra época.

También hay murales de los 40 donde se aprecia la evolución del ferrocarril y sitios emblemáticos de la ciudad.

3 Anécdotas e historia

San Luis es conocido por ser un cruce de caminos desde la época prehispánica y luego no dejó de serlo, ya que fue el primer punto donde se cruzaron las dos líneas de ferrocarriles nacionales (Ciudad de México-Frontera y Pacífico-Golfo). Estas y muchas otras anécdotas e historias divertidas e interesantes podrás disfrutarlas si optas por una visita guiada. Dentro de las pláticas podrás descubrir incluso uno que otro misterio.

Por si fuera poco, el museo sigue presentando homenaje a los que una vez fueran trabajadores en estas magníficas máquinas y que ya no están entre nosotros, haciendo silbar en algunas ocasionas las locomotoras que están en un patio de maniobras junto al museo.

4 Nostalgia

Hablábamos de los jóvenes que no conocieron este tipo de transporte, pero ¿qué pasa con las personas que sí tuvieron la fortuna de hacerlo? Estarán en un lugar que los llenará de nostalgia gracias a las piezas de la colección del museo que incluye lámparas, silbatos, sellos de goma para marcar boletos, radios de comunicación, una tienda de revistas de la época y decenas de fotografías.

5 Maqueta Monumental

Una de las salas más interesantes del museo está en el piso superior del edificio, donde se encuentra una maqueta monumental a los ferrocarriles. En ella hay túneles, montañas, puentes, ciudades, edificios y hasta vacas pastando, por supuesto todo girando alrededor de vías y ferrocarriles.

Responder